DESPIERTA CONSCIENCIA

De la Invisibilidad a la Autorrealización

SOBRE MÍ

¿Quién es Marcela Vivián?

Terapeuta holística, sanadora energética, canalizadora sensitiva. Guía, facilitadora, orientadora, en los procesos de Crecimiento Humano y Espiritual. 

Coordinadora de Movimiento La Solana, fundadora de CEISE (Coaching Emocional e Intervención Sistémico–Estratégica) y creadora del Método Libera®.

Coach, mentora e interventora Emocional Sistémico- Estratégica personal, familiar y grupal, formada a través del Máster Internacional de Coaching Estratégico de Tino Fernández, 2018.

Experta en resolución de conflictos emocionales y sentimentales, intrapersonales e interpersonales y Reprogramadora Subconsciente a través del Método Integra® con Ricardo Eiriz desde 2017.

Actualmente, mi consulta y orientadora de parejas y familias, vinculada a la transformación individual como Coaching de “alto impacto”, funciona en Teulada, provincia de Alicante.

“Alto Impacto” es una metodología que vincula terapia familiar,   programación neurolingüística (PNL), coaching estratégico-sistémico, terapia   de  pareja, técnicas de negociación, psicología de las necesidades   humanas, resolución de conflictos, psicología del liderazgo, que   combinadas en poco tiempo, consiguen efectos positivos profundos   impactando en la psiquis y el corazón de las personas.

 Actúa como solución holística rápida y eficaz cuyo objetivo es   el  “breakthrough”, el impacto de insigths y tomas de consciencia(“ajá”), para asegurarnos la resolución de los problemas, el desarrollo en la  calidad de vida, y tu mejor versión, desde la cual tú tomarás las  mejores decisiones, en función de la salud, el amor, la fortaleza emocional, la abundancia.

 Mi nombre espiritual es Mahandev Kaur, obtenido como practicante de Kundalini Yoga, además de dirigir mis propios grupos como monitora   de Meditaciones Activas La Solana, desde 2010.

 Experta en Desarrollo y Crecimiento personal, formada por Bioperson   Instituto Superior de Desarrollo Personal y Meditación, con el   maestro  Jairo Kalpa desde 2005, y con Prem, creadora del   método BioExpresión Corporal Consciente.

 Maestra de escuela desde 1985 por el Normal nº 4 de la Ciudad de   Buenos Aires, y Profesora de Informática Educativa por SUMMA,     institución dedicada a la formación de instructores y docentes, desde   2002.
 Desde los quince años en el mundo de la pedagogía, aportando información, formación y educación a la sociedad, mediante diferentes temáticas   que con los años han variado de la Inteligencia Intelectual a la Inteligencia Emocional, adentrándose en la esencia y el corazón de   las personas, para la toma de Consciencia.

MI MISIÓN

Mi misión, guiar a las personas a re-encontrarse y re-descubrir su   mejor versión, a partir de un desarrollo y crecimiento personal   consciente. A alcanzar estados de Abundancia que por naturaleza   divina nos pertenecen: Abundancia en Amor, Salud, Felicidad, y   Riqueza. A dejar de negarnos tal y como somos en esencia, creando   nuestra realidad a partir de nuestros pensamientos positivos.   Recreando nuestros sistemas de valores y creencias, y plasmando   con vulnerabilidad, autenticidad y honestidad, nuestra obra de bien   siendo quiénes realmente somos, y operando en el campo cuántico   para construir un mundo mejor.

MÁS SOBRE MÍ

Soy la Resultante de la búsqueda al encuentro de La Fuente, buceando en las profundidades del Ser.

Un mix de culturas calabresas – valencianas, que en tierras de la vid cobraron forma. La cuarta de seis hermanos, nacida por defecto en Buenos Aires, madre de dos hijos ya grandes y crecidos, tres matrimonios, y ya atravesando la segunda etapa cincuentenaria de la historia de mi vida en España, provincia de Alicante.

Mi palabra preferida… “Resiliencia”, una historia de Superación y Transformación. Mi creencia primaria, “Invisible”, nadie se había dado cuenta que estaba aquí, que había nacido para cubrir un sitio como hija de sustitución y secar las lágrimas de mi madre en depresión. Mi mentira personal, “sin derecho a nacer”; “estoy ocupando el lugar que no me corresponde”. Mi don… la “capacidad de adaptación”, el proceso de acomodación a los cambios que cada vez me resulta más fácil. Observadora nata, buscadora curiosa por naturaleza, con tendencias a escuchar más que hablar. Mi lema… “Nada ocurre porque sí; todo es perfecto tal y como es. Detrás de cada acontecimiento, operan mecanismos inconscientes que se manifiestan en el campo cuántico, creando los escenarios necesarios en el momento justo, para nuestra evolución”.

Todas ellas potenciadoras e impulsadoras de la que SOY HOY, que dedicada al Coaching Emocional, Sistémico y Estratégico de “alto impacto”, a la Reprogramación Subconsciente del Método Libera, a las Meditaciones Activas, Al Diseño Humano y a la Biodescodificación, con rápidos resultados y eficaces cambios, me especializo en sanar el alma, en la maestría y mentoría, como consejera de quiénes van perdidos, desorientados, desilusionados, desesperados, conflictuados, desesperanzados, y los guío a trascender situaciones limitantes, creencias bloqueadoras, atravesando las diferentes fases del cambio, la primera de ellas: 

“TODO MALESTAR SIGNIFICA… ÁMATE”

Elevas la frecuencia vibratoria, liberas energías negativas externas, disuelves acuerdos kármicos, liberas traumas, bloqueos emocionales y lealtades familiares; desarrollas tu autoestima, neutralizas la acción del ego que por defecto o por exceso impide tu evolución, y finalmente comprendes, trasciendes y aceptas los cambios en función de… SER CONSCIENCIA

MI HISTORIA

¿Siempre ha sido así? ¡Claro que no! Llevé cuarenta años de mi vida sin veleta ni guión. Despertando con cada década en crisis, ¡hasta dar el gran “salto al vacío” después del hundimiento!

De adolescente y en mi juventud, me dediqué a la enseñanza como maestra de escuela primaria. Selectivamente pasé al comercio y volví a especializarme en la pedagogía, esta vez, en Informática Educativa. Tanteaba entre la educación y el comercio, hasta que descubrí el mundo espiritual lanzada por conflictos emocionales, sentimentales y económicos al fondo del abismo, provocados por un cruje de conflictos de valores y un sistema de creencias limitantes desvirtuado y no coherente con mi ESENCIA y mi VERDAD.

Fue así, que resurgí de mis propias cenizas, tal como el ave fénix lo hizo, reforzada, potenciada, más fuerte, más entera e íntegra, reformando y reconstruyendo mis nuevas alas tras la metamorfosis.

El gran cambio llegó a mi vida cuando aprendí a verme, a amarme, a considerarme importante, a concederme gustos y placeres, a aceptarme, a dejar de negarme, a sentirme merecedora de todo lo bueno que la vida tiene reservado para mí y a DAR lo mejor de mí en GRATITUD a todo lo recibido.

En fin, apuesto al SER, a su verdadera manifestación, a profundizar e intensificar en el desarrollo y crecimiento personal de los seres que buscan LA VERDAD; que sufren, que esperan un cambio y una transformación real en sus vidas, en función de un mundo mejor, en un viaje fascinante de autodescubrimiento repleto de insights, que va a sorprenderte.

Sí, transformarte de crisálida a mariposa. Potenciar tus aspiraciones, desarrollar tus talentos, para aterrizar y disipar los miedos, para  dar forma a tus sueños, disolver los problemas y crear de ellos oportunidades de aprendizaje y cambio, y definir planes de acción para lograrlos. Qué te parece, pinta bien ¿no?

MIS GRANDES MAESTROS… MIS PADRES

De mi madre, el espejo al rechazo, la indiferencia, la invisibilidad, el abandono, la exigencia, el esfuerzo para lograrlo todo, la vida como lucha y sufrimiento, las lágrimas, la tristeza, la comparación, el miedo a la descalificación, la depresión y la desvalorización, y por muchos años el repudio al dinero, por vivir desde la carencia y en supervivencia. 

La adicción al estudio y al trabajo para sentirme útil. La perseverancia, la sensibilidad a lo bello, lo tierno, lo intangible. La fluidez de la escritura, la inteligencia intelectual, la riqueza de un mundo interior difícil de expresarse con fluidez. La capacidad de observación aguda, y la interiorización en las almas de las personas y en mi propio alma. 

De mi padre, la contrapartida de los opuestos a la indiferencia, la brutalidad, la agresividad, el miedo, el trabajo forzado, la pobreza intelectual, emocional y espiritual. La dureza, la falta de sentimientos, y la carencia de expresión del amor. 

La constancia, la actividad a tope, la necesidad del trabajo exigente, la impaciencia, la capacidad de superación, la fuerza, el rendimiento sostenido aún a pesar de las tempestades circunstanciales del día a día. Y sobre todo, así y todo, la pasión por la vida.

Y entre ellos… un triángulo dramático en pleno combate de dependencia emocional adquirida.

Uff! Tenía mucho trabajo de reparación por hacer como hija, y más aún como madre. Tanto o más que el de ellos para ser padres sin tener idea de cómo hacerlo. Un largo e intenso viaje al reconocimiento, de amor a mí misma, de respeto por todo lo bello que guardaba dentro de mí, y por sobre todas las cosas por encontrar mi sitio en este mundo y reubicarme, un lugar dónde poder trascender “del miedo al amor”.

Sin olvidarme de Ana y de Delia, por supuesto, los seres de luz que me acercaron al amor, que me mimaron, me cuidaron, me escucharon, me enseñaron normas de higiene y de conducta, me pusieron límites, y me concedieron permisos, derechos y obligaciones, y para quiénes comencé a sentirme importante y por fin, visible.

Mi salvación… mi devoción por la vida, mis ansias de explorar y la gratitud porque me hayan  permitido nacer. Porque hasta ese permitido me había sido suprimido. Con los años descubriría que debiera haber sido mi nacimiento, un manto de salvación y consuelo para secar las lágrimas que mi madre derramara por mi hermano muerto no nacido antes que yo. Sin embargo, ni siquiera fue así. Ese hecho fúnebre, por sobre todo ese hecho, sería suficiente garantía para no tener que reclamar mi presencia, mi derecho de nacimiento, ni haber recibido expresión de júbilo con mi llegada; y la causa de ser una niña casi adulta, callada, triste y ordenada, que se esforzaba por ser aplicada, dulce, cumplidora y eficiente, una mendiga que por mendrugos de amor de una mirada complaciente era capaz de cualquier cosa. Sin embargo, del ocultamiento y el hermetismo, pasaba rápidamente a un estado salvaje de liberación cuando me encontraba lejos de la mirada inquisitiva de mis padres, donde despojada de la carga de rellenar un hueco que no me pertenecía, era feliz en MI ISLA (como llamé a mi niñez)

MIS PAREJAS… MIS ESPEJOS

Los maravillosos recursos que nos regala la vida, donde ver reflejado todo cuanto necesitamos sanar, transformar y trascender, son nuestras parejas, y yo no he sido la excepción.

Y la verdad, el Universo ha sido condescendiente conmigo, porque lo vivido con mis parejas ni a los talones se asemejaba a lo vivido entre mis padres. De todas formas, no escapé a una trayectoria dibujada como en piloto automático y más de rodillas que de puntillas. Un ego por exceso que se disfrazaba de vez en cuando de soberbia para ocultar todas las carencias de una niña interior herida, que poco a poco empezaba a despertar, a marcar límites, a proteger su espacio, a definir qué ya no quería para mí, y a darse pequeños permisos de disfrutar la vida.

 ¿De qué manera? Formándome, descubriéndome, haciendo cursos, talleres vivenciales, módulos de desarrollo y crecimiento personal y tomando consciencia de que vives como eliges vivir; que puedes crear tu propio cielo o tu propio infierno, y que eres co-creador de tu propia realidad. Que atraes a  tu vida tal como vibra tu frecuencia, desde la abundancia o desde la carencia, y así, SER lo que decidas atraer.

Que existe un plan de alma, un DHARMA, un propósito de vida, el motor que te impulsa, te eyecta, te propulsa con pasión, con el corazón, a ser y hacer para lo que has venido aquí, a este planeta, que en mi caso es SER UNA GUÍA ESPIRITUAL para ayudar a despertar a otros seres dormidos, que viven condicionados, limitados, reprimidos y problematizados.

MIS POTENCIADORES… el cuerpo grita lo que la boca calla

El Vitíligo, que me enfrentó a la vergüenza social, mis manchas blancas en el cuerpo y sobre todo en el rostro, que dieron la voz de alarma como primera señal de búsqueda. ¿Hacia dónde? Hacia adentro, a mi mundo de emociones. Un gestor que ya estaba manifestando despersonalización, abandono, rechazo, indiferencia, y que para asegurar la supervivencia, subía el umbral de lo soportable y se adaptaba a nuevas situaciones de exigencia y cambio.

La depresión padecida durante 2004-2005 que me hundieron en lo más profundo de las ciénagas. Mezcla de decepción, desmotivación, tristeza, desvalorización, más abandono y rupturas, que marcaron un ANTES y un DESPUÉS en mi vida. Mi segunda señal de stop en rojo, mi verbo encarnado, “por mis hijos seguiré luchando”, donde sobrevivir para mí significaba “luchar”.

Tomar consciencia del abandono, del rechazo, la indiferencia y la desvalorización de mis amores primarios, vinculado a eventos desencadenantes posteriores al trauma emocional, que dieron origen a una Anemia Perniciosa (disfunción en la absorción de B12) descubierta unos años después, junto a una lesión en el hígado provocada por una temprana hepatitis de tipo B y la presencia de un Hamartoma en dicho órgano. Sumado a esto, una Trombocitemia de tipo esencial previa, producida por una mutación en el gen Jak 2, lo que se traducía en la fabricación excesiva de plaquetas, complicado también por una lesión CIN III en el cuello uterino, desarrollado por un VPH (virus del papiloma humano), que apremió los tiempos y culminó en una pronta conización; y una ferropenia importante agravada por una Duodenitis erosiva, que la misma AAS producía, ingerida a diario como antiagregante. Un asma alérgico, muy molesto en ciertos períodos del año causada por ácaros y gramíneas, y agravado por la presencia de gatos en mi entorno. Y un estómago demasiado exigido a tragar y digerir hasta lo insoportable. Y por si fuera poco, una adicción al trabajo como símbolo de superación y exigencia, para tapar mis agujeros negros de tanta carencia afectiva-emocional, por mendigar migajas de autorrealización al impedirme estudiar.

La separación del padre de mi primer hijo, y la culpa de dejarle a él sin padre. Se hacía muy duro mantener sola “dos niños”, un menor de edad y un adulto que aún no había crecido. Un aborto provocado, y otra vez la CULPA.

Una posterior pareja maltratadora en discordia, y el miedo a la opresión, el desasosiego y el temor a que mi pequeño o yo fuéramos lastimados.

El desarraigo. De emigrante a inmigrante. Desprendimiento de amores, hogares, amistades, cultura, espacios. La readaptación a nuevas funciones, roles, casas, trabajos, espacios, status, exigencias y obligaciones.

La bella y a la vez tarea de ser madre, mujer y trabajadora sustentable de amplio rango de tareas y tiempo cumplido equilibradamente.

La frágil salud de mi hijo menor y la manifestación de una neuritis óptica y su posterior diagnóstico de esclerosis múltiple a los 17 años.

La partida de mi hijo mayor a su país de origen que me desarmó y me enfrentó nuevamente al verbo SOLTAR.

La separación del padre de mi segundo hijo y las pérdidas económicas.

La pérdida de mi casa, mi templo sagrado, mi hogar, y el comienzo desde cero.

La renuncia a mi trabajo estable, mi mayor fuente de ingresos,  que sumaba más enfermedades que gratificaciones, y agravaba mis estados de recuperación.

La muerte de Nala, mi compañera de andanzas, mi perrita fiel por quince años…

Nala

Y el gran salto a la verdadera transformación, sin hogar, sin uno de mis hijos, sin fuente de ingresos, pero a la vez conectada con mi VERDAD, mi PASIÓN, mi VALOR, mi AMOR, mi ACEPTACIÓN, el RESPETO a mí y a mi INTEGRIDAD, y con todos los bellos e inesperados regalos que el Universo guardaba para mí, y que resignificaron mi vida dándole sentido. La llegada de un gran amor y mi gran amigo, y el aprendizaje de vivir la relación a distancia desde la GRATITUD y la CONFIANZA, generándonos espacios y tiempos de crecimiento personal. Gatos abandonados que fluían por doquier. Una formación que podía costearme. Mejores ingresos. Un nuevo hogar. Mi salud en intensa y rápida mejoría. Más instantes de placer. Viajes. El acercamiento de y a personas y grupos de un nivel consciencial más profundo enfocados al descubrimiento de las almas. Mi propósito, mi DHARMA, para hacer de guía de los perdidos y desorientados: Una mentora espiritual para los buscadores, para señalarles el camino.

Mi maestro me lo había dicho: “Tienes madera de líder, sólo tienes que pulirla y darle forma”, hasta que descubrí el DISEÑO HUMANO, y me percaté que unos nacen con el Liderazgo en su información celular, y otros lo aprenderemos. Y en eso estoy, como vosotros, en la Escuela de la vida, respirando que ya es mucho, viviendo, aprendiendo, evolucionando, pero ya no subsistiendo, y a pesar de mis creencias  limitantes y bloqueos físicos, mentales, emocionales, sí, aún con todos ellos, eligiendo hoy estar aquí para vosotros, para desnudar entera mi alma.

Sois los que tenéis estar, los que estáis listos para leer estos mensajes de sanación.

Gracias a mis sabios maestros Jiddu, Jorge, Osho, Jairo y Prem, Salomón, Enric, Wayne y Eckhart. Gracias Ricardo, Emilio, Covadonga, Bruce y Joe. Gracias amigos de la infancia, gracias hermanos amados, gracias padre y madre biológicos y madres del alma, gracias amores perdidos y amores ganados, gracias peludos y peludas de cuatro patas por acariciarme el alma.

Y gracias hijos míos, Démian, Leona y Luciano, y a ti ahijada y princesa Ainhoa, a todos, a mis chicos y a mis chicas, por vuestro amor, contención y presencia infaltable y transformadora en mi vida. ¡¡Gracias!!

Démian
Leona
Luciano y abuela
Ainhoa

¿CÓMO LOGRAR LA METAMORFOSIS?

El día de hoy es un regalo, porque estás tú leyendo lo que he escrito.

Un regalo para mí de saber que sí es posible que te permitas EL CAMBIO, y un regalo para ti, porque hoy sí, es tu primera cita CONTIGO MISM@, CON TU SER, PARA DESCUBRIR TU MEJOR VERSIÓN.

¿Cómo? Comenzarás desde afuera hacia dentro, pero sobre todo desde adentro hacia afuera será dónde se verá plasmada tu verdadera transformación. De lo aparente a lo profundo, de la forma al fondo, del continente al contenido, de la superficie al océano profundo. Por eso es un viaje, una ruta por recorrer, un camino al AUTODESCUBRIMIENTO y la AUTOINDAGACIÓN, para dar LUZ a las sombras, y PAZ al ALMA.

Y esto no se trata de saber cómo hacerlo, esto va de SENTIR. De conectar con lo más bello de ti, de observarte sin perderte en el otro, y de permitirte SER QUIÉN ERES.

MI PRIMERA CONFERENCIA

Un día antes de morir, Wayne Dyer se presentó a dar una conferencia frente a una multitud de personas. Y preguntó…

“Si exprimiera esta naranja ahora mismo, ¿qué saldría de ella? ¿podría salir zumo de manzana?, ¿zumo de pomelo? ¿zumo de limón? Si esta naranja fueras tú y viene alguien y te aprieta, ejerce presión sobre ti, dice algo que no te gusta, que te ofende, inmediatamente brotas en ira, en odio, en rencor, en miedo. ¡Sale lo que llevas dentro! Es una de las grandes lecciones de la vida. ¿Qué sale cuando la vida te aprieta, te hace daño o te golpea? ¿dolor? ¿miedo? No importa quién te apriete, no importa quién te oprima o te golpee, si tu hermano, si tu madre, si tu jefe, si el gobierno… ¡Lo que hay dentro de ti es tu elección! Si alguien ejerce presión sobre ti, y de ti no sale otra cosa que amor, es porque eso es lo que has permitido que habite en tu interior. Si reemplazas todas esas cosas negativas que te hacen daño y que ya no quieres para ti y las cambias por amor, te encontrarás viviendo entonces una vida altamente funcional. Y como de momento vamos a ser formales que recién nos conocemos, sentaros en las sillas, con los zapatos puestos, que hay que mantener las formas, por lo menos por un rato, y las máscaras sociales. Y díganme, ¿qué podemos hacer con el zumo extraído? Podría salpicar a todos con mi ira contenida, con mi rabia, con mi sufrimiento y mi depresión, con mi ansiedad, con mis gritos e improperios o… podría bebérmelo, gozarlo, sacarle provecho, degustarlo en mi boca, y que pase a mi estómago, y de allí a cada célula de mi cuerpo donde sea necesario”.

Esto es RESILIENCIA, y eso es lo que elegí hacer con mi vida. Por eso estoy aquí y haciendo esto. Así también comencé aquel día, mi primera conferencia, con un ramo de azahares en una mano, y su fruto en otra, una naranja. El gran día en que por primera vez tenía mi propio público.

Es muy difícil hablar de uno mismo. Es más fácil hablar del otro, criticar al otro, quejarse del otro, juzgar al otro, acusar al otro… pero hablar de mí, de uno mismo, requiere sangre, sudor y lágrimas, fuerza y coraje, y sobre todo armarte de VALOR, el suficiente valor para VENCER EL MIEDO Y TRANSFORMARLO EN AMOR. Y sin embargo es cuando realmente ocurre el milagro de la MUTACIÓN. Porque cuando hablas de ti, desde el corazón, es porque ya estás en proceso de REPARACIÓN Y SANACIÓN. Y esto sí que requiere valentía, la suficiente para confrontar tus miedos, trascenderlos y transmutarlos en amor. Y de allí a ENSEÑAR, MARCAR EL CAMINO, como mi PROPÓSITO DE VIDA Y PLAN DE ALMA.

MI PRIMER EQUIPO DE TRABAJO

Kathy, Isabel, Sonja y Rosa

Movimiento La Solana es el resultado de un grupo de personas llenas de ilusión y voluntad de servicio que decidieron un día cooperar juntas y unir sus energías para fomentar el desarrollo personal y realización de todos los seres humanos de una forma holística, y su integración total y armoniosa en todas los aspectos de la vida: personal, afectivo, emocional, intelectual, familiar, social, fomentando la toma de Consciencia y el cuidado y respeto por todas las formas vivientes, especialmente por los seres humanos, a través de talleres, grupos, conferencias, tardes de encuentro, consultorías y mentorías y otros tipos de convivencias.

Un equipo de colaboradores con diversidad de formación y experiencia, unidos por valores, creencias, misión, propósito y visión, compartidos y enfocados a gestionar con madurez las emociones, en función de una mayor y mejor calidad de vida en Abundancia en Amor, Salud, Felicidad y Riqueza, para un mundo más Consciente y Libre.

Gracias Soraya por cedernos la magia de tu espacio en La Solana y ser refuerzo positivo para mis andanzas. Gracias Kathy, Isabel, Rosa y Sonja por impulsarme en esta bella tarea de transformación y confiar en mí, y por abriros a mis locas ideas, y gracias Isa también porque sobre todo tú me has enseñado con tu ejemplo cómo revalorizarme. Gracias Démian, Leona, Luciano y Ainhoa por ser mis motores de fuerza y amor permanentes, mis mayores maestros. Gracias Leo por ser mi compañero de ruta y mi apoyo en todo y en todos mis cambios. Gracias Sandra, Javier, Salvador, Carmina, Rosa, Raquel, Inés, y todas las demás personitas que han tintado de color mi vida dándole sentido a mi misión y mi propósito en este bello planeta y que cada día se acercan a mí para enseñarme más y mejor lo maravilloso que es VIVIR.

TE PROPONGO…

VOLVER A INICIO - MENÚ DE BÚSQUEDA

© 2021 DESPIERTA CONSCIENCIA

Tema de Anders Norén