DESPIERTA CONSCIENCIA

De la Invisibilidad a la Autorrealización

Biodescodificación

¿POR QUÉ NO SANAS?

  • No sanas porque desconoces que tú eres el origen de tu enfermedad.
  • No sanas porque no has aprendido a nutrirte , eligiendo comer insana y pobremente.
  • No sanas porque sigues ignorando al poderoso y valioso ser que llevas dentro.
  • No sanas porque continúas desantendiéndote, y fingiendo que todo está bien en tu mundo.
  • No sanas porque no te has atrevido a enfrentarte a las personas que dirigen tu vida.
  • No sanas porque no usas tus tijeras para cortar el cordón umbilical con tu familia.
  • No sanas porque crees firmemente que existe la enfermedad crónica.
  • No sanas porque has hecho del sedentarismo una nefasta forma de vida.
  • No sanas porque has asumido que el sacrificio es la forma de demostrar amor a los demás.
  • No sanas porque no usas la magia del perdón para limpiarte de ira y rencor.
  • No sanas porque no respetas el libre albedrío de los seres que te rodean a ser lo que son.
  • No sanas porque intoxicas tu cuerpo de pastillas y químicos que acallan los síntomas que hablan de desarmonía interior.
  • No sanas porque huyes del rey Sol ,
    no le hablas al mar
    no te pierdes en el bosque y
    has olvidado que tú eres el sanador.
  • No sanas porque sigues sin comprender que somos salud perfecta, lo demás son solo apariencias de tu mundo mental.

El CUERPO GRITA LO QUE LA BOCA CALLA…

El Vitíligo te enfrenta a la vergüenza social. Las manchas blancas en el cuerpo y en el rostro, dan la voz de alarma como primera señal de preocupación, aislamiento e impulso a la búsqueda. Limpian al mejor estilo lejía la suciedad del clan. De repente tu cuerpo ha encontrado la solución, ha transformado la oscuridad en claridad, pero aún no eres consciente de ello. Ya estás reparando tus conflictos subconscientes a través de la piel, y esto, aunque no lo creas, ya es una BENDICIÓN. Así es, las enfermedades están aquí para darnos aviso, alertarnos, por qué camino seguir. Lo importante es leer, comprender el mensaje del cuerpo

¿Búsqueda? ¿De qué?  ¿Hacia dónde? Hacia adentro, a tu mundo de emociones. Un gestor que manifiesta despersonalización, falta de contacto, el límite entre el afuera y el adentro, los otros y tú, tu mundo y el de afuera, marcado por la piel. Abandono, rechazo, indiferencia; supervivencia asegurada elevando el umbral de lo soportable para readaptarte a nuevas situaciones de exigencia y cambio.

La depresión te hunde en lo más profundo de las ciénagas. Mezcla de decepción, desmotivación, tristeza, ira contenida, desvalorización, más abandono y rupturas, que marcan un ANTES y un DESPUÉS en tu vida. Más señales de STOP en rojo, y nuevos verbos encarnados… “por mis hijos seguiré luchando”, donde sobrevivir significa para ti, “luchar”. ¿Te resulta conocido todo esto? ¿Te resuena? ¿Te remueve la fibra? Claro que sí, eres tan human@ como yo.

Tomar consciencia del abandono, del rechazo, la indiferencia y la desvalorización de tus amores primarios, vinculado a eventos desencadenantes posteriores, a traumas emocionales, pueden dar  origen a una Anemia Perniciosa (disfunción en la absorción de B12), algunos años después a una lesión en el hígado provocada por una temprana hepatitis de tipo B y a la presencia de un Hamartoma en dicho órgano. Puede sumarse una Trombocitemia de tipo esencial previa, producida por una mutación en el gen Jak 2, lo que se traduce en la fabricación excesiva de plaquetas, complicado también por una lesión CIN III en el cuello uterino, desarrollado por un VPH (virus del papiloma humano), que apremia tiempos y culmina en una pronta conización; y una ferropenia importante agravada por una Duodenitis erosiva, que la misma AAS recomendada por los médicos como antiagragante, te produce. Un asma alérgico, muy molesto en ciertos períodos del año causada por ácaros y gramíneas, y agravado por la presencia de gatos en tu entorno. Y un estómago demasiado exigido a tragar y digerir hasta lo insoportable. Lesiones en la tercera y cuarta vértebra cervical provocadas por tanta tensión y necesidad de control, y por si fuera poco, una adicción al trabajo como símbolo de superación y exigencia, para tapar tus agujeros negros por tanta carencia afectiva-emocional, por mendigar migajas de amor y compensar la falta de autorrealización que tú mism@ te impides alcanzar. Así de puro y duro, así de SABIO FUNCIONA NUESTRO ORGANISMO COMO MAQUINARIA PERFECTA CON EL FIN DE SANAR.

IMPACTO DE LAS EMOCIONES EN EL CUERPO

© 2021 DESPIERTA CONSCIENCIA

Tema de Anders Norén